Reggiani elige muy cuidadosamente los materiales para la producción y aplica las tecnologías más recientes para ofrecer prestaciones consistentes y fiables durante toda la vida del producto. Otros principios fundamentales son la sencillez del diseño y la facilidad de montaje y mantenimiento.

Por ejemplo, el uso de materiales plásticos a base de silicona a alta temperatura como componente principal de muchos aparatos genera una reducción tanto del número total de componentes como del número de componentes que se deben atornillar. Este enfoque también ha permitido simplificar el diseño de los aparatos, con la consiguiente reducción de los costes y del impacto en el medio ambiente. Además, los materiales son reciclables una vez terminado el uso.

De la misma manera, optamos por utilizar aleaciones de aluminio cuando éstas constituyen la mejor solución para garantizar una reducción a largo plazo de los costes de producción, además de disminuir los costes para los clientes y de ser reutilizables y reciclables después del uso.

Para la producción de nuestras innovadoras ópticas IOS LED, utilizamos materiales acrílicos especiales, derivados del sector automotor, con el propósito de mantener la eficiencia de las ópticas durante toda su vida, sin pérdidas de color. El uso de estos materiales reduce también la electricidad estática, eliminando los efectos que el polvo suspendido en el aire ejerce sobre las prestaciones y sobre el aspecto del aparato.

Gracias al cuidado de los detalles en todos los niveles del diseño, los aparatos Reggiani mantienen las mismas características desde el día de la instalación hasta el último día de uso.