El proyecto “ELLI” es un prototipo para la redensificación individual del centro de la ciudad. En un patio de uso comercial emerge un edificio residencial de cinco pisos de impronta minimalista con planta subterránea doble con un amplio estudio y sala de eventos. Ocupando un área de solo unos 5 por 10 metros, el nuevo edificio dispone de espacios habitables muy pequeños. Al mismo tiempo, además del edificio residencial, en el área se ha realizado un estudio. Para dicho propósito, al patio completo se le ha agregado un nivel subterráneo y se ha creado un amplio espacio libre de columnas con grandes claraboyas.

El objetivo era utilizar el patio de un edificio comercial y de oficinas preexistente en el Distrito 4 de Zúrich de la mejor manera posible para construir nuevos espacios asequibles y rentables. La estructura alta, delgada y nueva está adosada discretamente al edificio residencial contiguo. Los elementos de hormigón, prefabricados utilizando técnicas de producción optimizadas, constituyen la envoltura de la nueva casa unifamiliar y caracterizan su expresión arquitectónica, tanto por dentro como por fuera. Por tanto, el edificio es una especie de “caparazón de construcción”, que se puede vivir sin ningún compromiso en términos de comodidad o aspecto estético. Predomina una estética “bruta” por dentro y por fuera. La fachada se caracteriza por las juntas entre los elementos de hormigón fabricados industrialmente. En el interior, una paleta de varios tonos rojos resalta características que contrastan con el color gris del hormigón bruto.

El edificio residencial, el estudio y las oficinas preexistentes en el edificio adyacente representan unidades combinables que pueden adaptarse a las condiciones cambiantes, en el trabajo y en la vida, en cualquier momento. Se complementan entre sí armoniosamente pero se pueden usar con la misma facilidad independientemente el uno del otro. Este entorno se adapta de manera flexible a los requisitos actuales, lo que garantiza el uso sostenible y a largo plazo de estos nuevos espacios.

ELLI ha ganado el 1er premio en el concurso HÄUSER DES JAHRES (Casas del año) de 2017, otorgado por la editorial Callwey y el Deutsches Architekturmuseum DAM.

(© Holzer Kobler Architekturen)