Como piedras en un arroyo alisadas por la erosión, el Guangzhou Opera House está en perfecta armonía con su ubicación cerca del río. El Opera House representa el corazón del desarrollo cultural de Guangzhou. Su diseño único, compuesto por dos bloques gemelos que se extienden hasta el río Pearl, enriquece la ciudad uniendo los edificios culturales adyacentes con las torres del International Finance Center de Zhujiang, parte de la nueva ciudad de Guangzhou.

El Teatro de Ópera cuenta con un aforo de 1.800 localidades con la más reciente tecnología acústica y una sala multifuncional más pequeña de 400 butacas para performance art, óperas y conciertos de todo tipo. Su diseño nace del concepto de paisaje natural y de la fascinante interacción entre arquitectura y naturaleza, integrándose con los principios de erosión, geología y topografía.

El diseño del Guangzhou Opera House ha nacido de la idea de los valles fluviales y de su erosión en el tiempo. Las formas curvadas de este paisaje definen los espacios y las zonas del Opera House, cortando interiores y exteriores, creando cañones para el paso, hall de entrada y bar y dejando que la luz natural entre en profundidad en el interior del edificio.

Suaves transiciones entre elementos y niveles diferentes siguen proponiendo la analogía con este paisaje natural. En el aforo se han usado elementos personalizados y modelados de yeso reforzado con fibra de vidrio, reforzando el lenguaje arquitectónico que se inspira en la fluidez y en la ausencia de soluciones de continuidad.

En las áreas exteriores y de paso de este edificio de diseño único se han instalado los aparatos de iluminación Reggiani “Cyl Light” y “Metamorphosi” con el objetivo de una iluminación funcional mientras que, en el interior de las cornisas que rodean el edificio y que unen verticalmente las zonas exteriores con las del subsuelo, se han montado los aparatos “United” y “IperIos”, no visibles, para iluminar las fachadas.