El showroom Vauxhall se renueva completamente y se amplía en todas sus partes: el área del concesionario de automóviles; el altillo y las zonas expositivas debajo del mismo; las oficinas y la recepción. El diseño prevé la instalación de aparatos LED de Reggiani para la iluminación de todas las áreas de contacto con el cliente.

La especificación de Vauxhall era de 1.000 lux para los automóviles y de 500 lux para las zonas de paso, con rendimiento cromático elevado. El objetivo a alcanzar también era reducir los costes de ejercicio limitando el consumo energético y los costes de mantenimiento. El diseño ha permitido también disminuir las emisiones de anhídrido carbónico.

La temperatura de color (K) usada era de 3000K para toda la exposición e incluía aparatos de emergencia con 3 horas de autonomía. Aparatos de iluminación Reggiani: 33W Envios track; Linea Luce 600mm 15W, 800mm 20W y 1200mm 30W; MiLed 12W; LowLed 10W y Unimosa 26W.