Gracias a considerables inversiones en análisis avanzados y técnicas de medición, Reggiani se ha dotado de un laboratorio con todas las reglas del arte en la sede de Sovico. La estructura no sólo se dedica al desarrollo de los productos sino que también puede ser utilizada por los clientes en caso de necesidad.

El instrumental del laboratorio incluye un fotogoniómetro calibrado de tamaño grande, significativa inversión en el control óptico que permite mediciones fotométricas extremadamente precisas.

El laboratorio contiene también dos esferas integradas y un espectrofotómetro. El espectrofotómetro nos permite medir con precisión todo el espectro de luz visible emitido por las fuentes luminosas montadas en los aparatos y controlar los resultados respecto de los datos suministrados por los fabricantes para grupos de lámparas LED específicos.

Clasificando estos datos, podemos mejorar nuestra comprensión de los posibles cambios del espectro durante la vida de la lámpara.