Balfegó es una boutique gastronómica diseñada para difundir la cultura del atún. El concept luminotécnico nace con la intención de calar al cliente en un entorno marino idílico y de ensueño.

El objetivo de Reggiani, en colaboración con los diseñadores de interiores y los chefs, era crear diferentes niveles de adentramiento, cada uno acompañado de una luz tenue y dinámica que recordara al sol filtrado por el agua, para intensificar la experiencia gastronómica. En la sala principal se encuentra el restaurante y la luz dinámica recibe a los huéspedes y les acompaña a descubrir el mundo del atún rojo. Con los peces nadando alrededor del techo y las olas que rodean el entorno, la sensación es la de entrar en un mundo mágico.

El concept de luz dinámica de la sala principal hace adentrar totalmente al cliente en el mundo marino. La zona más destacada es el “banco de pescado”: 88 proyectores LED Yori, personalizados con filtros cálidos (2700K) y ubicados en el centro del local, iluminan más de un centenar de peces de acrílico que cuelgan del techo formando un círculo. Otros 60 proyectores LED Yori, instalados en las cortinas y en la barras (3000K) y controlados mediante sistema de programación DMX, personalizan la atmósfera en el resto del local creando un efecto ola que simula el movimiento del mar. Las cortinas azules que lo rodean recuerdan las redes de pesca y tienen la forma sinuosa de una ola, que interactúa con el entorno acompañando al cliente a su mesa e invitándolo a embarcarse en un viaje gastronómico único en su género. Las mesas y el mostrador principal están iluminados con los sutíles aparatos para suspender Yori Pendant con LED cálido de 2W que se asemejan al borde curvilíneo de los barcos de pesca.